Claves del balanceo y la rotación de las llantas

25 junio, 2019

Frente a esta operación de mantenimiento regular hay dudas que salen a flote cuando las exigen los concesionarios ‘so pena’ de perder la garantía.

Hay dos razones para ir al taller con esa frecuencia: una, que haya problemas técnicos que deban atender, y otra, que exijan esas rutinas para no perder las garantías, así el carro no las necesite.

Tres días al taller en esa distancia (no se debe juzgar nunca por tiempo calendario, sino por horas de trabajo) no es muy rentable para el dueño y sí para el concesionario, lo cual explica mucho.

Tomado de El Tiempo
Ver el artículo completo aquí